Alejandro Magno

Alejandro Magno (356 a.C – 323 a.C) fue el rey de Macedonia conocido en la historia por sus innumerables conquistas y por sus increíbles dotes militares con las que las hizo posible. En menos de 10 años conseguiría crear un ejército que se extendería desde Grecia y Egipto hasta llegar a la India.
Alejandro-Magno
En las líneas siguientes vamos a analizar su historia en detalle.

Biografía de Alejandro Magno

Conquistas

Alejandro Magno sucedería muy pronto a su padre, Filipo II, quién sería asesinado en el año 336 a.C. Su padre le había enseñado desde muy joven todo lo que tenía que saber a la hora de reinar, otorgándole conocimientos miliares y haciendo que Aristóteles fuese su formador.
Lo primero que hizo como Rey de Macedonia fue aplacar a aquellos pueblos que dudaban sobre su autoridad, que aprovecharon la muerte del anterior rey para intentar rebelarse. Ya en el año 334, se enfrentaría contra el ejército Persa, iniciando una guerra en forma de venganza a favor de los griegos.

Las fuerzas persas habían incrementado su número durante los últimos años, por lo que el reto era mayúsculo.
Alejandro Magno tan solo contaba con un ejército de unos 30.000 infantes y unos 5.000 jinetes. Sin embargo, debido a sus dotes militares y su adiestramiento, logró acabar con sus enemigos. Además, Filipo le instruyó en ciertas innovaciones militares (por ejemplo, la táctica de la línea oblicua), hecho que le dio ventaja en la batalla.
Finalmente conquistaría la capital de los persas. A continuación, se encargaría de licenciar a tropas griegas, que le habían servido durante la batalla, y se convertiría en Emperador.
El siguiente paso fue lanzar campañas de conquista extendiéndose hacia el este:

En un primer momento acabaría con Bessos, sometiendo las zonas de Aria, Partia, Aracosia, Drangiana, Sogdiana y Bactriana.
Una vez que se proclamó como Dueño de Asia Central, y de lo que ahora mismo es Afganistán, empezaría conquistar la India entre los años 327-325; mientras tanto, en su mente iría cobrando fuerza la idea de dominar todo el mundo.

Sin embargo, aunque si bien es cierto que pudo dominar una gran parte de la zona occidental de la India, sus tropas estaban demasiado cansadas para poder seguir hacia el este, por lo que tuvo que renunciar a continuar.

La reorganización de un gran imperio

Tras las conquista del imperio de los persas, Alejandro Magno quedaría fascinado por el grado de civilización con el que contaban con los orientales (y es que siempre había creído que eran bárbaros). Fue entonces cuando tuvo la idea que lo cambiaría todo; la de unir la cultura griega con la de los persas en tan solo un imperio, y que pudiera vivir bajo una cultura común. Para poder hacerlo, seleccionó a soldados persas para que formasen parte de su ejército.

Además, en Susa organizaría un evento que se conocería como la boda de Oriente con Occidente; en el mismo se casarían miles de macedonios con mujeres persas. Incluso él mismo se casaría con 2 mujeres de Oriente: con la hija de Darío III y con una princesa de Sogdiana.
batallas alejandro magno
Para poder conseguir un cambio tan importante, uno de los puntos pendientes era el de la unificación de la moneda, abriendo la puerta al origen de un gran mercado.
Empezarían a llevarse a cabo toda una enorme serie de expediciones a lo largo de todo el mundo con motivos comerciales; por ejemplo, la “mandada de Nearcos”. Esta flota descendería a lo largo del Indo, remontando por la costa persa del Índico y del golfo del Pérsico hasta llegar a las desembocaduras del Éufrates y el Tigris. Mientras esto ocurría, también se empezaron a construir carreteras, así como canales de riego para abastecer los cultivos.

Todo esto dio como resultado la creación de hasta 70 ciudades nuevas, entre las que destacamos Sogdiana, Mesopotamia, India, Bactriana o Carmania.

La muerte de Alejandro Magno

Desgraciadamente, Alejandro no pudo vivir mucho tiempo para disfrutar del imperio que había creado. Y es que a la temprana edad de 33 años, moriría víctima del paludismo. El problema de su muerte es que no fue capaz de consolidar el imperio, no pudiendo seguir adelante con sus conquistas.

Una vez que Alejandro Magno murió, se originaron toda una gran cantidad de luchas sucesorias, a través de las cuáles morirían tanto sus esposas como sus hijos. El resultado fue que el Imperio quedaría repartido entre sus diádocos (figura equivalente a la de generales).

El Imperio se dividió en Estados que recibieron el nombre de reinos helenísticos. Lo único que consiguió sobrevivir de la idea de Magno fue la de llevar la cultura griega a Oriente. Esto abrió la puerta a que se llevasen otras costumbres a lo largo de todo el mundo; por ejemplo, las culturas orientales empezarían a abrirse paso tímidamente en el Mediterráneo.

Algunas curiosidades célebres sobre Alejandro Magno

3 deseos: Se cuenta que Alejandro Mano pidió 3 deseos al morir.

  • Que su ataúd lo llevasen médicos para que todo el mundo viera que no pueden evitar la muerte.
  • Que sus riquezas fueran esparcidas por el camino hacia su tumba (para que el mundo viera que las posesiones materiales no van al otro mundo).
  • Que sus manos colgasen del ataúd (para que todo el mundo viera que se va del mundo igual que vino = sin nada).
  • Nudo gordiano: La leyenda nos dice que en el año 333 a. de C. deshizo el nudo que había creado el rey Midas. Este lo hizo cortándolo con una espada.
  • Baraja de cartas: El rey de tréboles de la baraja representa a Carlo Magno; también están representados el rey David (picas), Julio César (diamantes) y Carlomagno (corazones).
  • 3 mujeres: Alejandro Magno tuvo 3 mujeres: Roxana, Statiera y Parysatis.
  • ¿Murió realmente de paludismo? Es la teoría más acertada… pero lo cierto es que los expertos no se ponen de acuerdo. Algunos aseguran que hay referencias que apuntan a que fue asesinado.

Esta es la vida de uno de los

© Grandes Batallas de la Historia 2019 BasePress designed by