Guerreros de la Historia

Las guerras y las batallas han sido determinantes para dar forma a la historia tal y como la conocemos, decisivas para ciertos eventos que se han producido; tanto para bien, cómo para mal. Por supuesto, las guerras tienen sus artífices, y aquí es donde entran en juego los guerreros.

Ellos han cambiado el progreso de la historia en innumerables ocasiones, con sus vidas y con sus muertes, tanto con la victoria como con la derrota. Muchos de ellos son homenajeados hoy en día, mientras que otros tantos son más bien desconocidos.

Según la definición popular, un guerrero es un individuo que convierte la guerra en su estilo de vida. No importa a que tiempo de la historia nos refiramos, siempre nos vamos a encontrar con guerreros con determinadas características.

Guerreros en la historia

Espartanos


La vida del espartano era muy dura; y es que desde que eran niños estaban sometidos a una gran serie de pruebas con el objeto de formar a los mejores soldados. Nada más nacer, eran observados en detalle para determinar si tenían algún tipo de malformación; si era así, o bien se les abandonaba, o bien eran arrojados desde lo alto del monte Taigeto.
Si estaban sanos vivían con sus progenitores hasta los 7 años, momento en el que el Estado se encargaba de ellos. Pasaban hambre y frío, eran obligados a correr descalzos por lugares llenos de piedra, dormían en pésimas condiciones… incluso hasta podían robar comida para sobrevivir, pero si eran descubiertos serán dolorosamente castigados.
Desde pequeños recibían un tipo de formación que les obligaban a darlo todo por la patria. Una vez que cumplían los 20 años, cuando hubieran completado todas las pruebas de su formación, serian guerreros espartanos y tenían que casarse y ya no podrían ni viajar al extranjero, ni poseer cosas de valor como oro o plata. Eso si, si lo perdían todo y no podían contribuir, eran expulsados de lugar.

Vikingos

Guerreros Vikingos
Los vikingos exploraban el mundo a través de sus drakkars (recibían este nombre porque las popas de las naves tenían cabezas de dragón). Los vikingos estaban considerados por ser buenos guerreros, artesanos diestros, exploradores natos, marineros, además de comerciantes.
Las referencias apuntan a que el inicio del nombramiento de los vikingos empezaría con el saqueo al monasterio de Lindisfarne, en el año 793. Debido a su éxito, no tardarían en atacar otros lugares.
El podo de atacar era de guerrilla; es decir, que usaban sus ágiles naves para llegar a las costas de Europa de manera impredecible, conseguir rápidamente el máximo botín y abandonar el lugar tan rápido como hubieran llegado. De esta forma no se encontraban con grandes resistencias.
El territorio completo en el que se asentaban los vikingos recibió el nombre de Normandía, término que proviene de “hombres del norte”.

El entrenamiento de los ninjas empezaba a una edad muy temprana, teniendo que apartarse de su vida diaria normal. Una de las particularidades de este entrenamiento es que no se les enseñaba ética moral, lo que se creía que afectaba a la mente, suponiendo algunas restricciones mentales de importancia para sus acciones.
Las salas en las que entrenaban eran oscuras, con varios tipos de clavos dispuestos en las paredes de piedra. Estas paredes habían sido diseñadas para que el estudiante aprendiera a escalar.
Eran auténticos expertos en el arte de la espada, en usar el arco, en montar a caballo, en el palo o en el combate en general.

Una de sus armas favoritas era una moneda con puntas. Utilizando la moneda podían vaciar el ojo de su enemigo, llegando hasta el punto de matarlo, pero evitando dejar rastros. Cuando las autoridades llegaban, tan solo se encontraban una simple moneda en el suelo.
Se pasaban cientos de horas practicando en suelos que crujían, evitando hacer ningún tipo de ruido. Desde el primer momento se les enseñaba que todo era posible.

Samuráis

Los samuráis eran una especie de grupo secreto aristócrata que existiría desde el siglo décimo. Seguían el código de Bushido, que establece que el honor está por encima de todo, incluso de la muerte.
Esta clase sería abolida en el año 1860, momento clave de la modernización de Japón en la Restauración Meiji.

Gladiadores

Los gladiadores eran criminales, esclavos y hombres libres que combatían en las arenas de los anfiteatros. La gran mayoría morían, pero los mejores se convertían en toda una leyenda para la multitud.

gladiadores
No eran libres, ya que se negociaba con ellos, y tan solo estaban entrenados para matar.
El adiestramiento formaba parte de un maestro (doctor o magister), que normalmente era un antiguo gladiador veterano.
Por lo general, vivir en el ludus era bastante similar a vivir en una prisión. Algunos de los gladiadores vivían en pequeñas celdas mientras que otros requerían de protección especial.

Guerreros Azteca-Águila

Los “Guerreros Águila” fueron una clase especial en la infantería militar de la armada azteca. Formaban las élites guerreras del antiguo Imperio Azteca.
La principal particularidad de estos guerreros es que eran los únicos dentro de la sociedad azteca que no se veían restringidos por los derechos de la nobleza.

Debían de aprender los métodos de la guerra, así como el uso de ciertos armamentos en la escuela. Sólo aquellos que mostraban una cierta agilidad mental eran los indicados para avanzar al siguiente nivel, pudiendo aprender administración imperial, así como a aprender a gobernar.

Legionarios

Soldados de infantería pesada que normalmente eran romanos mayores de 15 años. Las referencias aseguran que los legionarios eran capaces de acabar con enemigos hasta 10 veces más numerosos que ellos.
Pero no solo se dedicaban al arte de la guerra, si no que también eran estupendos constructores de puentes, de calzadas, así como de obras de asedio de grandes proporciones. Podían incluso marchar una distancia de 50km llevando 30kg encima. Estaban sometidos a extensos niveles de trabajo, de esfuerzo y sacrificio, sin ningún tipo de comparación a lo largo de la historia.

Caballeros Templarios

caballeros templarios
Esta organización estaría activa durante menos de 2 siglos, fundada alrededor de los años 1118-119 por 9 caballeros liderados por Hugo de Payens. El objetivo principal de los templarios era proteger la vida de los cristianos que peregrinarían a Jerusalén una vez que fue conquistada.
Los Caballeros Templarios utilizaban como elemento distintivo un manto blanco en el que se enzarzaba una cruz roja dibujada.
Dentro de esta orden habían miembros que no combatían, cuyo objetivo era gestionar na densa estructura económica en el mundo cristiano, desarrollando nuevas técnicas financieras que sería cómo una especie de banco primitivo.

Tercio de Flandes

Tercios de flandes
Si hay un dato clave que caracteriza al “Tercio de Flandes” era su resistencia en los campos de batalla. Esta unidad profesional se crearía inicialmente con el objetivo de combatir en las guerras coloniales del norte de África. Los Tercios españoles eran la élite militar en Europa en los siglos XVI y XVII. Podemos encontrar algunas características similares en la Legión Española en comparación la legión extranjera correspondiente al ejército Francés.

Por supuesto, hay muchos más tipos de grandes guerreros de la historia, como los Zandes, Sulsas, Maories, Rajput, Highlander, Inmoral persa, Pretorianos… entre muchos otros. Aquí hemos hecho mención a los más importantes.

¿Mujeres guerreras a lo largo de la historia?

Y si, aunque si bien es cierto que en las clasificaciones no hemos referencia a las mujeres, hubieron muchas guerreras en la historia de la humanidad. Mujeres que lucharon con hombres y que se ganaron su reconocido lugar en la historia.

mujeres guerreras de la historia
Sin embargo, a lo largo de la historia, las mujeres han quedado relegadas a labores relacionadas con el cuidado del hogar y de los niños, a tareas relacionadas con la artesanía, con el cultivo y con la recolección, cómo manera de aportar a la economía. Ellas son las que se aseguraban de mantener el hogar en perfectas condiciones mientras que los hombres iban y venían a luchar.
En ciertas civilizaciones, las mujeres no lo dudaban ni por un momento en enfrentarse armadas a los enemigos, sobre todo en el caso de las mujeres celtas o germanas. Sin embargo, en civilizaciones como en la romana o la griega era casi imposible que una mujer fuera a la guerra. Es por ello, por lo que la civilización se sorprendía notablemente cuando escuchan las hazañas de grandes guerreras de la historia.

Mención a nuestros guerreros del futuro

Por supuesto, las armas y la manera de luchar han evolucionado mucho hasta llegar a nuestros días. Es posible que las armas no hayan cambiado en exceso, pero sí que es verdad que se han añadido algunos complementos como el GPS, se han mejorado los sistemas de comunicación, existen sistemas de visión nocturna, prendas capaces de enfrentarse a condiciones adversas de temperatura…

Hay quien piensa que la siguiente guerra sea “guerra tecnológica”, es decir, que se podrá librar a través de un ordenador o utilizando teléfonos móviles.
El concepto de guerrero avanza con el tiempo; ahora es cierto que la sociedad no busca ni héroes ni guerreros, por lo menos de momento…