Erwin Rommel

Era pequeño aunque menudo y de gran valor también era un hombre tremendamente inteligente apuesto y muy elegante, un hombre de mirada viva y talentosa capaz de adelantarse a cualquier acontecimiento bélico, la visión sagaz y capacidad de prever las acciones el enemigo así como de comer del mismo rancho. Le hicieron ganarse el respeto de sus camaradas.

Su nombre es Erwin Rommel, conocido como el zorro del desierto (Wüstenfuchs). Nació el 15 de noviembre de 1891 en Heidenheim an der Brenz en el sur de Alemania.

Erwin Rommel El zorro del desierto

No es descendiente de un linage militar, hijo de un maestro local, su padre y su abuelo habían sido maestros, pero parece que Erwin iba a romper esta tradición. Su padre había conseguido una posición social más que cómoda al casarse con su mujer, que era hija del presidente del Estado de Gutenberg, aunque Erwin no pertenecía a una clase alta sino más bien a una clase media, un modesto origen burgues, sí que era una familia más o menos bien afincada y aburguesada, sin embargo carecían de grandes recursos económicos, pero por aquel entonces los tiempos no eran muy propicios para Alemania.

Pese a los apuros económicos por los que pasaba el país, Erwin era un chico bastante abierto que se relacionaba muy bien con los otros compañeros, disfrutaba haciendo rutas de bicicleta, su mayor afición eran los aviones le encantaba dibujar y hacer planeadores ,por lo que unido a sus buenas notas (era talentoso con las matemáticas) pensó en estudiar una ingeniería aeronáutica, pero tras la negativa de su padre un hombre de carácter prusiano y recto decidió entrar en el ejército.

Parecía que su padre tenía la idea de que su hijo Erwin ejerciera de maestro tal y como lo había hecho el mismo y su padre y el abuelo de Erwin, no obstante pronto desarrollaría su verdadera vocación, su deseo de hacer carrera carrera en el ámbito militar.

Y así es como el 19 de julio de 1910 Erwin Rommel ingresa en el ejército de infantería, como cadete militar, tras haber intentado entrar en varios regimientos de artillería a los que no puedo optar por la escasez de plazas, previamente eso si, paso por una recuperación de una operación de hernia inguinal a la que tuvo que someterse si quería ser apto en las pruebas médicas, pero finalmente pudo cumplir su sueño y entro entro en una base y incorporó al 124.º regimiento de infantería «König Wilhelm I» (6.º de Wurttemberg) en Weingarten en infantería ligera.

En 1911 se alista la Escuela de Oficiales de tan tan solo un año más tarde ya consigue el rango de alférez. Durante este tiempo conoció a una joven muchacha que es la que previsiblemente se convertiría en su mujer Lucie Marie Mollin (se casaron en 1916). Era una muchacha de ascendencia italiana que vestía de una forma muy pintoresca y extravagante de una forma un poco teatral aunque esta apariencia en su forma de vestir lo compensaba con una compostura exquisita era sumamente educada eso sí y además provenía de una familia muy adinerada de mirada que tenía mucho dinero pero si con grandes recursos económicos.

Era una mujer fiel a su marido completamente ligada al entrañable Erwin, la suya fue una historia de amor tremenda, aunque con un final bastante trágico. Estallaría la guerra , miles de jóvenes alemanes estaban dispuestos a ir al frente, estos mozalbetes entusiastas no sabían realmente lo que era la guerra, pero querían luchar para dar mayor gracia y grandeza a su país Alemania.

Cuándo estalla la Primera Guerra Mundial en 1914 Erwin Rommel (abstemio y no fumador) tiene tan solo 23 años, aunque muy pronto comenzaría destacar en el frente del Oeste, muestra un valor desmesurado, empieza a hacer acopio de sus virtudes, cumple sus misiones captura objetivos con apenas unos pocos hombres y la mayoría de las veces sin pegar ni un solo tiro. Es de esta forma la forma de actuar la que le costó que fuera ido hasta en 9 ocasiones y los altos mandos se referían a él como el temerario.

Durante toda su vida militar e independientemente del grado que tuviera de oficial siempre estaría enfrente de sus soldados siempre siempre con ellos nunca en la retaguardia

En las principales acciones bélicas siempre se le veía el frente. Las veces que fue herido fueron las veces que se le condecoró, un total de 9, eso sí le llegaría la Cruz de Hierro y participó en grandes gestas como la batalla de Caporetto. En esta batalla es donde consigue la más alta condecoración del ejército prusiano, la cruz por el mérito,  también es ascendido a capitán convirtiéndose en la élite de la cúpula militar alemana, sin embargo los altos oficiales siempre le menospreciaron por no pertenecer a su grupo los de las familias con alto recursos que entraban en las más altas y prestigiosas academias de oficiales.

Pero él tenía el afecto de sus soldados y  no le bastaba más que eso y la simple disciplina ,si hacía falta construir un puente para restablecer el paso ahí estaba él y no dirigiendo sino con el agua hasta la cintura ayudando en lo que podía estos hechos hacían que los soldados estuvieran motivados le siguieran y confiasen el.

En noviembre de 1918 ya llevaba 2 años casado cuando Alemania fracasa con todas sus aspiraciones poniendo fin a la Primera Guerra Mundial. Muchos oficiales fueron desmovilizados (el ejercito alemán se redujo a 100.000 hombres), estaban aterrorizados entristecidos y abrumados ante la respuesta del gobierno Alemania, esta había firmado una paz muy poco honrosa y el Tratado de Versalles acabo de arruinar la moral de un pueblo entero, ese golpe lo guardarían con rencor en sus corazones y lo devolverían años más tarde, sembrando así la semilla de un futuro conflicto.

Durante este periodo Erwin Rommel permaneció en el ejercito alemán, la vida civil era algo impensable para el y fue nombrado Comandante de una compañía de fusileros durante 9 largos años.

Durante este tiempo en Alemania se generan revueltas internas, el comunismo, comienza un nuevo auge y se teme una nueva revolución que pueda de llevar a otro conflicto y esto le preocupa muchísimo, en juego esta el futuro de Alemania.

Rommel sigue de nuevo con su carrera militar y en 1929 se hace con el puesto de instructor de la Academia de Infantería de Dresde. Allí escribiría un libro que consiguió publicar titulado ataques de infantería , basado en sus vivencias y combates de la primera guerra mundial. Libro que leería y elogiaría hasta el mismísimo führer.

Este libro se comienza a hacer famoso entre los oficiales y cala muy hondo entre ellos le sirve de ejemplo y disciplina para lo que está por venir el segundo conflicto que se convertira en el mas sangriento de toda la historia de la humanidad.

Rommel y Hitler se conocen en el año 1934, donde el führer controlaría personalmente la carrera militar de Rommel. La admiración entre ellos es mutua, Rommel lo llega a escribir como el verdadero líder el verdadero führer que puede sacar a Alemania de la hecatombe.

En 1935 se convierte jefe del batallón del Reichstag y en 1938 entonces muy vinculado a Hitler, participa en la operación para el espacio vital de Alemania. Planea y participa en las operaciones militares para la adhesión de Austria y Checoslovaquia. En Austria llega a dirigir una academia de oficiales y era el gran momento  para los militares alemanes, estaba a punto de comenzar, ese día era el 1 de septiembre de 1939.

La guerra está a punto de estallar, Polonia está a punto de ser invadida y ocupada. Se pone en marcha un plan para acabar rápido con el conflicto, el Blitzkrieg o la guerra relámpago. Donde los Panzer alemanes se abren paso rápidamente a través de las filas enemigas ocupando territorio polaco.

Los polacos con un ejército pertrechado anticuado y poco preparados son metidos en cuestión de semanas. Mientras las cargas de caballería polaca trataban de defender la soberanía los Panzer se deshacían de ellos en cuestión de segundos. El Panzer MK4 el blindado insignea de la infantería acorazada utilizado para los ataques de asalto. A menudo el Panzer derriba con facilidad los tanques T39 sovieticos o cualquier blindado británico o estadounidense que se encuentra.

De hecho los británicos solían inspeccionar los Panzer para comprobar su diseño y tratar de aprender cómo funcionaban los blindados alemanes. Rommel estaba ansioso de  combatir y deseaba volver a frentes más conflictivos y complicados.

Entonces es cuando Hitler le encarga en febrero de 1940 dirigir la Séptima División Blindada Panzer, más conocida como la división fantasma. Rommel participara con esta división en la invasión de Francia.

El nombre de división fantasma (Gespensterdivision) su nombre era la debido a su velocidad y rápida actuación, ya que avanzaban tan rápido que nadie parecía saber dónde estaba ni siquiera el alto mando alemán.

Rommel era un líder en el frente y muchas veces su actitud podría calificarse de ser chulesca, comunicarse brevemente con el alto mando y no ser más molestado. Su comportamiento mostrará confianza en sí mismo una guerra de relámpago. Esto insubordinacion a menudo era perdonada por Hitler muchas veces por los grandes logros y conquistas que hacía a una velocidad estrepitosa.

Esta avance casi y casi por sorpresa y la modernidad del ejército alemán hizo que Alemania tomara Francia en cuestión de un mes y aproximadamente. La infranqueable imparable Línea Maginot de poco sirvió los alemanes pudieron rodearla y establecer una estrategia para no ser detectados.

Durante la campaña francofona la división de Rommel tan solo perdió 4 Panzers, una minucia si lo comparamos con toda la trayectoria desde que estalló la guerra.

Rommel y su división, sean imparables y su mente brillante, era un gran estratega que era capaz de aplicar a la perfección todos los planes que diseñaba, además como hemos dicho antes siempre estaba al frente, nunca está en la retaguardia estar siempre con sus soldados.

Después de la campaña de Francia, Rommel fue enviado un par de veces a Berlin y aunque le ofrecieron destinos más tranquilos lejos de los tiros y de los gritos, él exigió de nuevo un frente complicado que necesitara de sus habilidades, un frente complicado, más difícil. Su siguiente destino, Africa.

Los colegas del eje, en concreto Mussolini habían intentado tomar Egipto y las colonias británicas repartidas por el territorio, aunque el número de soldados italianos era muy superior, casi el triple que el de las tropas británicas, de nada sirvió ante la inmejorable preparación y adiestramiento de los soldados británicos la campaña de África era un punto caliente.

Mussolini en vez de enviar altos generales o tropas de elite con gran experiencia prefirió mirar a otro lado y centrarse en el frente de Grecia, donde los resultados fueron más favorables.

La ayuda de Adolf Hitler llegaría pronto aunque en principio tenía pensado enviar una pequeña escaramuza de blindados, muy pronto se iba a convertir en un conflicto mucho mayor amigos estés enfrente del Afrika Korps.

Erwin_Rommel en caporettoPara febrero de 1941 cuando las tropas italianas han sido más que machacadas, Erwin Rommel pone el pie en las cálidas arenas de África y se pone al frente de frente de su Quinta División Acorazada. Y justo aquí, gracias a sus astucias es donde recibía el nombre de El Zorro del Desierto.

Nunca fue un hombre que dejara en paz a sus soldados, siempre estaba con ellos y les tenía organizando algún tipo de plan, como veremos a continuación el mismo dijo: «demasiado trabajo de pala es mejor que demasiado poco el sudor ahorra sangre la sangre ahorra vidas y el cerebro ahorra ambas cosas».

Los oficiales italianos miraban con asco y cierta repugnancia a Rommel, ya que la condición que impuso a Hitler para hacerse con el cargo de la campaña de África era que nadie estaría por encima de él y eso es algo que me gustó para nada a los italianos.

El para entonces Mayor General, categoría que tenía Rommel, ordena un ataque, Rommel no era un hombre de defensa, era un hombre de ataque cauteloso.

Era una estrategia que esperaba su momento para atacar, y cumplía sus planes a rajatabla, para marzo de 1941 inicia el ataque. Sus ataques tenían la ventaja numérica a su favor, aunque tenia menos tanques, siempre castigaba a los británicos con fuerza.

Rommel sigue adelante y ataca el 10 de abril de 1941, lanza una ofensiva contra los aliados y toma el puerto de Tobruk,  avanza vertiginosamente, solo le pudo detener una cosa la escasez de víveres y la gasolina aunque la situación pudo estabilizarse para noviembre.

En 1942 se toma definitivamente Tobruk y El Alamein, estos hechos dejan perplejos a los británicos que entre sus oficiales corre la voz y se llega a decir textualmente y esto es cierto que Rommel tenía poderes sobrenaturales. Desde el Alto Mando se enfurecen muchísimo y se envía una carta directamente de carácter inmediato para que el nombre de Erwin Rommel sea innombrable, innombrable entre sus oficiales innombrable entre sus soldados por miedo obviamente, al efecto negativo que pudiera producir de manera psicológica entre sus hombres.

La inteligencia británica se prepara para una nueva escaramuza de Rommel y bombardeo una división entera de Panzer. Podemos observar a la RAF (Real Fuerza Aerea Británica) sobrevolando e intentando disparar a la División Acorazada de Rommel.

Pero cuando llegan los británicos, la sorpresa es mayúscula, los británicos quedan perplejos cuando descubren que no eran Panzer sino Volkswagen. Rommel había cogido varios escarabajos y los había hecho parecer Panzers, así como montar tiendas falsas y demás parafernalia militar para que pareciera que estuvieran allí, los británicos se habían centrado en esa trampa habían y caído en ella, entonces la División de Rommel avanzó hasta las fronteras de Alejandria.

La División Panzer se encontraba tan solo 113 km de su objetivo, allí se encontraba un puerto naval de gran importancia para los británicos y ante el miedo a la división de Rommel, se corre la voz y todos los barcos británicos huyeron hasta Beirut, pero la división alemana se para de nuevo nuevamente otra vez la escasez de víveres y gasolina hace detener el avance alemán.

Rommel llego a repudiar a los italianos ya que les consideraba hombres escasamente preparados, de baja moral y muy mal combatientes. Para las Africa Corps era el mismo y personalmente el que se encargaba de seleccionar las mejores tropas para la División.

Los barcos alemanes que llegaban a los puertos cercanos con las mercancías, a menudo eran bombardeados por los aliados y así es como llegaron a aguantar hasta 2 años, con escasez de víveres, pero eso sí, resistiendo bien las contraofensivas y las oleadas de combates.

El Alto Mando británico tenía como objetivo principal asegurar el Canal de Suez y ante los desastres consecutivos para enfrentarse a Rommel, las sucesiones de oficial tras oficial si van sucediendo. Hasta que llego Bernard Montgomery, este se pone al frente del ejército británico para evitar que las fuerzas del Eje puedan llegar a Alejandría.

Montgomery , apodado «Monty» cómo le llamaban en el ejército hijo de un obispo anglicano empieza a dar charlas con una magnífica oratoria para animar a sus tropas, ya bastante de caídas, y empezó a reunir víveres y material militar de refresco y tenía claro que debía una ofensiva brutal para expulsar a los alemanes.

Y para el 23 de octubre de 1942 se lanza una ofensiva brutal sobre El Alamein a los alemanes. Más de 1000 cañones británicos castigan las filas alemanas, los alemanes resisten como pueden. En aquel momento no se encontraba Rommel ya que habia sido llamado a Berlín donde le contó a Hitler la escasez de materiales y víveres, y ante el egocentrismo de Hitler, acabo diciéndole porque no va usted mismo y comprueba lo que le digo. Seguro que de ser otro oficial hubiera sido ejecutado de inmediato, pero Hitler respetaba muchísimo a Rommel, así que después de contárselo se sentía un poco indispuesto y acudió a un hospital de Austria recuperarse.

erwin-rommel-el-zorro-del-desiertoCuando se enteró del ataque de los británicos, volvió rápidamente para ponerse al frente de las tropas. Esta vez Rommel era superado en un número mucho mayor que el de otras veces, los ataques de los británicos, entre los que se encontraban griegos, neozelandeses,  polacos, etcétera, era brutal. Finalmente tuvo que retirarse con 37 Panzers y 7000 hombres, estos tuvieron que retroceder o acabarían con toda la División.

A la par los americanos e ingleses, ponían un plan de desembarco juntos. Muchos de ellos desembarcaban en Marruecos o Argelia estrechando el cerco a la división alemana. Finalmente el trecho se acerca y acerca hasta dejarles un pequeño territorio en Túnez, Rommel ahora se movía de forma muy cautelosa, a un lado tenía los americanos y ahora los británicos.

Para febrero de 1943 Rommel inicia una ofensiva por increíble que parezca contra los americanos y los americanos sorprendentemente son derrotados en Kasserine. Rommel ya no puedo hacer más y menos cuando su suministros son interceptados por la aviación aliada.

Las últimas acciones se remontan a la defensa de un pequeño territorio que aún tenía en la zona de Túnez , el 11 de mayo de 1943 cae el Afrika Korps y el ejército italiano, ante la rendición de sus hombres y Rommel no se encontraba entre los hombres capturados porque había sido de requerido de nuevo en Berlín.

Alli Hitler le había ofrecido otro frente, el frente de Italia, aunque tras las recomendaciones de Rommel sobre sus preocupaciones de un posible gran desembarco, se le nombre inspector de las defensas del Atlántico.

Rommel se dedica entonces a supervisar las defensas desde el norte de Francia hasta la frontera de España por la costa, y lo que se encuentra es un completo desastre, torretas improvisadas, pequeños cañones y artillería defectuosos.

Mandó construir nidos ametralladora con hormigón armado y resistente a posibles bombardeos, cubrió playas enteras en minas y ordenó colocar minas submarinas para barcos y submarinos. En playas extensas además de todo esto con lo con trampas para lanchas y alambres para soldados reforzó desde luego toda la defensa de la costa ante un posible desembarco, está defensa recibe el nombre del muro del Atlántico.

Él decía que sí el desembarco era detenido en el mar no habría problema, el problema sería si los soldados consiguen tocar tierra, sin embargo un hecho lleva a Rommel a un final trágico, ya que el 6 de junio de 1944 cuando la gran cantidad de soldados cae sobre las playas de Normandía en especial la de Omaha, Rommel se encontraba fuera celebrando el cumpleaños de su mujer.

Normandía era el principio del fin para Alemania. Rommel se reúne de carácter urgente con Hitler y la mayoría de los historiadores coinciden en que en esa reunión Rommel había recomendado a Hitler firmar un armisticio o una paz honrosa, pero Hitler había dicho que lucharía hasta la muerte. Las relaciones empeoraron muchísimo ya que Hitler, poco más que le echo a patadas en la Cancillería.

El 17 de julio de 1944 Rommel resulta herido cuando iba a supervisar unas defensas y se encontraba en el coche cuando fue ametrallado por un avión de RAF y la luftwaffe poco o nada podía hacer ya sobre Francia, los nuevos prototipos estaban ocultos en un búnker a las afueras de Frankfurt con motores BMW y aún no habían sido producidos en serie, pero de verse adelantado el cielo sería más complicado para los aliados.

20 de julio de 1944 en la Prusia Oriental ,en la Guarida del Lobo, Hitler sufre un atentado. La bomba colocada por el general Claus von Stauffenberg no acabo con la vida de el por un solo detalle, cuando dejo la maleta posada de forma recta, está se cayó para un lado y uno de los asistentes la cambio de sitio. Cuando Hitler hace la purga y le encarga a las SS y a las Gestapo saber quién ha atentado contra él, se descubre parte del pastel. La conocida como operación Valkiria en la que Hitler debía morir.

Se encuentra una lista con los nombres de los conspiradores y en ella aparece el nombre de Erwin Rommel. Aunque Hitler desconfiaba de él en cierta manera, Rommel si conocía la confabulación, aunque no participo ni hablo con Stauffenberg. Sí la Operación Valkiria hubiese triunfado, Rommel aparecía cómo que sería el jefe de Estado alemán.

Cuándo Hitler se entera de esto, toma una decisión, envía dos generales a la casa de Rommel. Allí se encuentra el su mujer y su hijo, los generales le dicen que la trama ha sido descubierta y que sólo tiene dos opciones: una el de ser juzgado con la sentencia ya firmada y la segunda suicidarse y ser enterrado con todos los honores propios en general, donde además en cubrías o suicidio. Erwin Rommel el general disciplinado, elige el suicidio, en ese momento se despide de su mujer y de su hijo y se marcha con los dos generales en un coche.

Tras haber andado un par de kilómetros el coche se detiene en el arcén. Los dos generales le dan una cápsula de cianuro para que se la tomé cuando él esté preparado y se bajan del coche para pasear y dejarle solo. Erwin Rommel tal vez pudo haber huido pero ingirió la cápsula de cianuro y murió en unos pocos segundos. La versión nazi oficial de los hechos es que falleció a causa de una hemorragia cerebral.

Se prohibió la autopsia y los nazis cumplieron su promesa y fue enterrado con todos los honores propios en general a los 52 años de edad el 14 de octubre de 1944.

Sus restos reposan hoy en día, junto a los de su mujer en el cementerio de Herrlingen.