Batalla de Trafalgar

Ya han pasado más de 200 años de esta fecha tan señalada, con todas las repercusiones que tuvo en diferentes ámbitos (políticos, militares, económicos, históricos, sociales…). Debido a la fascinación que causa, se ha investigado mucho sobre este hecho, y se ha escrito todavía más.
la batalla de trafalgar
La batalla ocurrió el 21 de octubre del año 1805, en las aguas cercanas al cabo de Trafalgar (de ahí que recibiera ese nombre) Está considerada como la batalla más dura y la más decisiva del ámbito naval, acontecida durante las guerras napoleónicas. Un combate de más de 6 horas con Nelson puesto el frente de 27 navíos de línea y de 6 fragatas.

Claves de la batalla de Trafalgar

Antecedentes

La batalla de Trafalgar surge después de que Napoleón, aliado con el Reino de España, intentase distraer a la flota inglesa en las indias occidentales. Su objetivo era conseguir que desembarcasen 160.000 de sus hombres en las costas británicas.

Sin embargo, este intento fue un fracaso. Una vez que fue derrotado en la Batalla de Finisterre, el ejército franco-español, dirigido por Pierre Villeneuve irá de camino a Cádiz cuando Napoleón cambia el rumbo del mismo y le ordena que se dirija hacia aguas del Mediterráneo. Su nuevo objetivo será acabar con los barcos ingleses que hay por las rutas comerciales de francesas.
En un primer momento, Villeneuve decide no hacer caso a estas órdenes, hasta que recibe la amenazada de destitución. Será entonces cuando sale con una flota de 27.000 hombres y 33 navíos a dónde se encuentra el boqueo inglés; en concreto una flota dirigida por Horatio Nelson, compuesta por 18.000 hombres, por 27 navíos y por 4 fragatas.

La flota de España había evolucionado mucho en los últimos tiempos, gracias a que muchos altos mandos habían invertido en ella, temiendo a perder el honor por lo que se pudiera pensar del estado de los barcos. Sin embargo, el principal problema de España en el ámbito marítimo no eran los barcos, si no más bien la tripulación. Y es que muchos hombres habían muerto debido a la extensión de una característica fiebre amarilla. Es por ello, por lo que tuvieron que recomponer nuevamente la flota con lo que había, que eran hombres sin mucha experiencia, incluso hasta ancianos.

Lo más curioso de todo es que, aun así, España tenía a los mejores comandantes en su campo. Sin embargo, la Batalla de Trafalgar era otro cantar: y es que en ese momento no contaban con un ben equipo humano. La flota inglesa estaba considerada en esos momentos como la mejor de todos los tiempos; no solo tenía los mejores barcos, si no que la tripulación gozaba de una gran trayectoria, se había enfrentado a muchas batallas y el Almirante Nelson era toda una leyenda en el mar.

La estrategia de Nelson

Nelson había dispuesto a su flota a unas 50 millas en el oeste de Cádiz, con el sistema de aprovisionamiento en Gibraltar. El día 9 de octubre reuniría a sus capitales para explicarles cómo iba a ser el plan.

Los buques estarían divididos en 2 columnas: una de ellas sería dirigida por Nelson, mientras que Collingwood estaría al mando de la segunda.
La idea era que la primera columna atacara de forma perpendicular al centro de la línea enemiga (siguiendo un sistema de formación en fila), mientras que la segunda columna atacaría en la parte posterior. Esta táctica le permitiría:

  • Utilizar las 2 bandas de los buques ingleses para que pueda disparar a los enemigos que pudieran quedar a cada uno de los lados.
  • Utilizar las carronadas (es decir, cañones de corto alcance que estaban cargados con metralla, y que prácticamente destrozaban las cubiertas de los enemigos).
  • Bloquear los movimientos de los enemigos; los buques que habían situados en la posición delantera no les quedaba otra que virar para volver al combate, perdiendo mucho tiempo en el camino.
  • Reducía el número de buques enemigos, por lo que se reducían también los daños por cañones.Era una técnica novedosa, que tan solo se había utilizado en un par de ocasiones.

Comienza la batalla

La Batalla de Trafalgar empezaría al medio día en cuanto el banco franco-español, colocado en forma de arco, disparan uno de su cañones sobre uno de los barcos españoles. Le tocaba el turno al otro banco, por lo que los bancos ingleses empezaron a cortar el camino a los buques enemigos más grandes.

Villeneuve, consciente de que la situación le sobrepasaba, intento mandar a todos los barcos de nuevo a Cádiz, con el objetivo de que no tuvieran que participar a la batalla (dato que, según se ha podido contrastar, no estaba aprobado por los comandantes españoles). Este cambio de planes fue un caos, tanto que Nelson aprovecharía para hacer la jugada de dividirlo en 3.

La vanguardia quedaría alejada de la batalla. Para intentar salvar la situación, la orden fue la de girar y volver de nuevo a la batalla. Esto lo harán todos los barcos españoles y también algunos franceses. Sin embargo, los 4 barcos más grandes de la vanguardia (de origen francés), deciden ignorar estas órdenes, huyendo a Francia. No tardarían más de unos días en ser capturados a manos de los ingleses.
nelson trafalgar
Desde el primer momento, la situación no estaba nada equilibrada. Y es que la mayoría de la flota de Francia había desaparecido en el horizonte, los barcos mayores estaban inmovilizados y el descontrol era considerable.

A mitad de la batalla se produce un hecho que parece equilibrar un poco la balanza: Horacio Nelson recibe un mortal disparo en la columna vertebral, consiguiendo que el almirante se convirtiera en toda una leyenda. El cadáver se logró conservar envasándolo en un barril repleto de brandy y de Jerez.

No habían pasado más de 4 horas cuando la batalla de Trafalgar estaba prácticamente finalizando. Los barcos estaban inmovilizados, hundidos, o directamente ya ni disparaban. Los oficiales que se habían quedado a plantar batalla hasta el final estaban malheridos.

Se considera que la batalla duró tan solo 6 horas antes de darse por concluida. Algunos de los barcos serían transportados a Trafalgar, mientras que otros tantos se hundieron en esas aguas.

Repercusiones de la batalla de Trafalgar

Las repercusiones de esta batalla fueron notables; por un lado, supuso el final de las aspiraciones de Napoleón Bonaparte para hacerse con el control del mar, desistiendo al mismo tiempo de la conquista de Inglaterra. Las repercusiones para España fueron más drástica: y es que la eliminarían completamente del tablero para convertirse en una potencia colonial.

Su flota había gozado de un importante renombre a través de los siglos XVII y XVIII. Sin embargo, precisamente debido a este desastre, nunca volvería a recuperarse. También tenemos que considerar que los mejores oficiales de la armada española o bien murieron, o bien quedaría apartados para siempre del ejército, incapacitados, una vez que se terminaría la batalla.

Además de todo lo anterior, el control ejercido del paso de Gibraltar por los buques británicos se convirtió en un estancamiento para que pudiera avanzar el comercio español con las colonias americanas, al mismo tiempo que facilitaría el control de las mismas; este también es considerado como el principio de la independencia de dichas colonias.

Algunas curiosidades sobre la batalla de Trafalgar

  • Trafalgar Square: Cómo homenaje a la batalla de Trafalgar, en el centro de Londres (en Reino Unido), podemos encontrar esta característica plaza la conmemora. Por lo general, es un lugar clave en el que se llevan a cabo diferentes manifestaciones políticas, además de encontrarse erigida allí la columna de Nelson.
  • Columna de Nelson: Esta columna se construyó en el periodo comprendido entre 1940 y 1943 como homenaje a la muerte del almirante. Tiene una altura de 5,5 metros y está ubicada sobre una columna de granito de 46 metros de altura. La mirada de la estatua se dirige hacia el sur, concretamente al “Palacio de Westminster”. En el pedestal, cómo forma de decoración, hay 4 plafones que hacen referencia a las 4 grandes victorias del almirante (la batalla de Trafalgar, Nilo, Copenhague y Cabo de San Vicente. Además, gran parte del material que se utilizó para la confección de esta estatua proviene directamente de cañones y de armas de guerras varias.
  • Control de Recursos: 14.000 personas prestaban servicio en la andana de la flota; se calcula que cada uno de ellos consumía una media de 3,4kg de comida y de agua de forma diaria.
  • Cuestión de Potencia: Para que la coalición franco-española pudiera haber tenido alguna oportunidad en la batalla, el “Gran Corso” necesitaría 50.000 artilleros y al menos 30.000 caballos. El problema de manejar esta cantidad de caballos, de cañones y de personas, es que se habrían movido por la tierra 5 veces más lento de lo que se movía la flota de Nelson en el mar; es por ello, por lo que el coste logístico también habría sido superior, algo impensable.

Estos son algunos de los datos más importantes sobre la batalla de Trafalgar, una de las mas destacadas batallas de toda la historia militar.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *